lunes, 25 mayo 2020

Por qué un observatorio de periodismo local

Si los periódicos más poderosos no han sido capaces aún, pese a tener cierto músculo financiero, de hacer frente a los retos planteados por los cambios de hábitos en la sociedad, los locales, con menor capacidad económica, salvo contadas excepciones, ni siquiera han podido mirar hacia el futuro porque el día a día ha sido tratar de lograr ingresos que cubrieran los gastos para no cerrar, y poder seguir siendo una referencia en las ciudades y comunidades en las que están arraigados. Aparte de los problemas generales de la industria de los medios, hay tres que se agravan cuando se trata de un periódico local:

1.- Suscripciones. Aunque muchos insistan en que todos los periódicos pueden lograr lo que está consiguiendo el New York Times, no es cierto. Cuando tu público objetivo es muy limitado, porque te diriges a una comunidad local, como una ciudad, una comarca, o incluso una región, el modelo de suscripción no puede ser el que están implementando los periódicos nacionales o los internacionales. El modelo debe ser otro. Sin embargo, casi todos los estudios y análisis de casos están enfocados a muros de pago para medios internacionales o nacionales. Hay poca investigación con respecto a casos de medios locales y cómo innovar.

Observatorio de Periodismo Local

2.- Tecnología. La tecnología es en estos momentos diferencial. O los medios locales tienen acceso a herramientas de análisis de datos para conocer mejor al usuario y poder lograr que se suscriba, e incluso CMS decentes, o es muy complicado que la industria de medios locales pueda sobrevivir en condiciones. Los medios locales no pueden, por sí mismos, pagar Arc Publishing, como algunos medios españoles, y ni siquiera otros que les ayuden a responder a los retos de la industria. Hay que buscar fórmulas que permitan lograr a bajo coste, mediante agrupación o con fondos específicos, disponer de esa tecnología y de la formación necesaria para usarla. 

3.- Publicidad. La mayor parte de la publicidad generalista se queda en los medios nacionales. Un error mayúsculo de las empresas y de las agencias de medios, porque es el lector del medio local también el que compra el producto final. ¿Acaso los vecinos de un municipio no compran en supermercados nacionales, no tienen sus cuentas en bancos o compran coches? Sin embargo, esa publicidad va casi en exclusiva a los medios generalistas. Es verdad que los lectores locales también ven la televisión y medios generalistas, pero si queremos que el periodismo local no muera, hace falta un cambio de criterio.

Y si este era el panorama antes del coronavirus, el que está dejando la pandemia es un desierto que se expande a gran velocidad y amenaza con dejar las ciudades sin sus periódicos y medios locales de referencia. 
Y sin periódicos locales, sin periódicos de proximidad, que son los que llevan décadas aplicando lo que ahora se ha convenido en llamar periodismo de soluciones, las ciudades empobrecen, la democracia empobrece. 

Por esa razón creemos más necesario que nunca un observatorio que ayude a transformar el periodismo local en España y en cualquier país en donde haya un medio local en español, tanto en la vertiente editorial como de negocio y que ayude a poner de relieve casos de éxito, nuevos modelos, y ayude a aglutinar y a unir más que nunca, a un sector, el de los periódicos locales, que corre serios riesgos de desaparecer. Si estás interesado en colaborar de algún modo con el proyecto, contacta con nosotros.